Manuel Carrasco ofreció el 29 de junio un histórico concierto en el Wanda Metropolitano de Madrid, donde colgó el cartel de “no hay entradas” con varios meses de antelación. Más de 55.000 fans disfrutaron de este concierto, una de las paradas más especiales de La cruz del mapa, una gira que no deja de batir récords.

Manuel Carrasco, primer artista español en anunciar un show en este espectacular recinto, diseñó para el Wanda Metropolitano una cuidada y sorprendente puesta en escena. Como resultado, una noche cargada de emociones donde no faltaron la magia, los guiños y el sello tan característico del músico onubense, consolidado como uno de los grandes artistas de nuestro país.