La marca de accesorios belga Komono aterriza en la ciudad con diseños de vanguardia y espíritu minimalista en su mejor versión: 40m2 de puro saber hacer en gafas y relojes de líneas simples y siluetas modernas, unido a la última tecnología para crear diseños altamente funcionales.